David Navarro, geólogo defensor del fracking, afirma que en Cantabria no debería hacerse

Redacción.
| 29.12.2013

Tras una hora defendiendo el fracking, atribuyendo la oposición a la ignorancia y asegurando que las contaminaciones son prácticamente imposibles... a una pregunta planteada en base a la realidad geológica del país, el experto contestó que en Cantabria "no debería hacerse".

El pasado 12 de diciembre se celebró en Santander una charla titulada "Fracking: pros y contras" organizada por la asociación de "emprendedores" 'En otro plan'. Su propio planteamiento fue rechazado de entrada por sectores contrarios al fracking, que sospechaban: "De aquí a que se haga lo que quiere Repsol, van a organizar una charla, un debate u otro sarao sobre el fracking cada 3 días", "a qué viene reabrir un debate cerrado por la sociedad que ha suscitado aparentemente el consenso de los 3 grandes partidos?". 

En todo caso, la charla se desarrolló en el Hoter Santemar, y a defender los "pros" del fracking acudió David Navarro, geólogo de la Universidad de Oviedo que, en su discurso, no se cortó en afirmar que "es practicamente imposible una contaminación".

Poco preparado y titubeante, el "experto" se limitó a repetir algunas de las falacias empresariales, como "hasta ahora se han hecho un millón de pozos de fracking" (confundiendo a propósito pozos convencionales y no convencionales), "se emplea la misma cantidad agua que sirve para regar 2 hectáreas de maiz" o "se bajará la factura del gas".

Sin embargo, según expone la Asamblea contra el Fracking de Cantabria, no quiso explicar detalladamente la técnica "evitando así poner en evidencia sus puntos débiles". Se justificó en que son temas "esencialmente geológicos que han salido de sus foros de debate académicos" y que se ha generado una polémica dónde "echa en falta" el rigor científico.

Una vez acabada la charla, en el turno de preguntas, un asistente preguntó lo siguiente:

Sabiendo que:
- Las capas objetivo de las zonas de Saja-Nansa (Arquetu) y Valles Pasiegos (Luena) son tres, de unos 30 metros de espesor de margas bituminosas (ricas en gas) que se encuentran en la capa del jurásico;
- Las fracturas ocasionadas por el fracking se adentran entre 100 y 200 metros y por lo tanto superarían los 30 metros de las capas objetivo;
- La capa que está por encima del objetivo es acuífero y la capa que está por debajo también.
La pregunta es: ¿sigue sosteniendo que con el fracking es prácticamente imposible una contaminación?

En respuesta, el experto, "sin sonrojarse", respondió que él “en ningun caso llevaría a cabo proyectos de investigación en Cantabria” y que consideraba que "ningún gobierno, ni ninguna empresa con sentido común se plantearía sacar gas donde haya un acuífero al lado".

"Nos quedamos todos boquiabiertos", señala el colectivo antifracking: "casi una hora de charla defendiendo el fracking, diciendo que hay un miedo infundado, basado en la ignorancia, que las contaminaciones son prácticamente imposibles... a la pregunta de una persona mínimamente documentada, dice que él cree que en Cantabria no debería hacerse". "¿Son éstos los expertos que tendrían que decidir sobre el futuro de nuestra tierra?", se preguntan en voz alta.

Territorio: