ARCA alega contra permisos de construir en suelos protegidos de Arnuero y Bareyo

Redacción
| 26.03.2011

cabana-acantiladoLa asociación ecologista ARCA ha presentado alegaciones a los Catálogos de edificaciones en suelo rústico de Arnueru y Bareyu, porque permiten construir viviendas en suelos protegidos por el Plan de Ordenación del Litoral (POL) y porque en su opinión "fomentan un modelo de ocupación territorial completamente insostenible".

Para ARCA, además "estos catálogos demuestran que el Gobierno y los grupos parlamentarios mentían cuando aseguraban que la modificación de la Ley del Suelo, para permitir el cambio a usos residenciales de cuadras y cabañas aisladas en suelo rústico, tenía como objetivo desbloquear el crecimiento de los pequeños núcleos rurales del interior de Cantabria". Los ecologistas venían denunciando que "los cambios en la Ley del Suelo iban dirigidos a extender la política del ladrillazo por los suelos rústicos de toda Cantabria y a recortar las directrices del POL sin el menor debate social y en contra de la opinión de la mayoría de los cántabros".

Los catálogos de Arnueru, y muy especialmente de Bareyu, proponen cambiar a uso residencial una gran cantidad de cuadras y cabañas dispersas por el suelo rústico de ambos municipios, muchas de ellas "ubicadas en la zona calificada por el POL como Protección Litoral, a lo que se suman la escandalosa inclusión de dos cabañas construidas a escasos metros de un acantilado y en zonas calificadas como Protección Ecológica y Protección Costera" (ver foto).

Ante estos hechos ARCA ha presentado una serie de alegaciones solicitando que se abandone la tramitación de los catálogos y que cada municipio vuelquen todos los esfuerzos en culminar la aprobación de un Plan General de Ordenación Urbana coherente con las orientaciones del POL.

Territorio: