Aprobada por el Parlamento de Cantabria una ley que prohibe el uso del fracking

Marcos M. R. Redacción
| 11.04.2013

fracking_noEl Parlamento de Cantabria aprobó el pasado lunes la prohibición del uso del ‘fracking’ como técnica para extraer gas de forma no convencional en el territorio autonómico con la unanimidad de todos los grupos políticos.

Según el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, esta norma que prohíbe la fractura hidráulica conllevará "la protección de los recursos naturales y el paisaje", así como "defender los acuíferos mientras que no estén definitivamente despejadas las incógnitas" que conlleva el uso de esta técnica.

Todos los grupos parlamentarios estuvieron de acuerdo en la necesidad de esta ley, aunque miembros de la oposición del PRC y el PSOE mostraron sus “dudas” al respecto.  Partidos estos,  que aprobaron la investigación para la posterior aplicación de la técnica del ‘fracking’ cuando estuvieron al frente del Gobierno Cántabro.

Ambos grupos coincidieron en la contradicción existente entre la habitual obediencia del Gobierno Autónomico respecto al Ejecutivo Central, y la aprobación de esta ley en Cantabria en sentido contrario a la voluntad del gobierno del PP en el Estado español, encabezada ésta por el ministro de industria, José Manuel Soria. En este sentido, tanto los parlamentarios del PSOE como los del PRC, mostraron su temor ante, en palabras del parlamentario del PSOE Juan Guimerans, un “más que presumible” recurso del PP estatal contra la ley cántabra ante el Tribunal Constitucional (TC).

Satisfacción contenida de La Asamblea Contra La Fractura Hidráulica de Cantabria

La Asamblea Contra la Fractura Hidráulica de Cantabria, emitió un comunicado un día después de la aprobación de esta ley, en el que mostraban su “contenida satisfacción” respecto a la aprobación de la norma.

Quieren dejar claro que el “mérito” de que se haya dado este paso recae en “tantas personas de tantos lugares que se oponen a la implantación de estos permisos”, animando a los cántabros a que ”se atribuyan todo el mérito". Sin embargo, advierten que, pese a ello, no hay que caer en “triunfalismos” y que se debe “mantener la cautela”, ya que, para ellos, esta ley no es “la garantía definitiva que todos desearíamos” por diversas razones.

Una de ellas es el “carácter temporal” que  en sus declaraciones han señalado los propios ponentes de la ley. Como muestra de esto, Ignacio Diego declaró  que no descarta revisarla cuando se den “las garantías suficientes”. El Consejero de Medio Ambiente lo replantearía “cuando el marco jurídico sea más claro". Y, en el cuerpo de la ley, también se confirma su posible caducidad apuntando que “mientras sigan existiendo las dudas e incógnitas que existen en la actualidad”.

Otro de los motivos que les lleva a ser temerosos respecto a la aprobación de la norma, es que se centra en la “contaminación en los acuíferos subterráneos dada la inyección de productos tóxicos y contaminantes”, pasando por alto otros impactos, mientras que la plataforma Shale Gas-España (que agrupa a varias empresas del sector) también procura fijar el debate únicamente en torno a los aditivos químicos, planteando hacer fracking con productos “inocuos”.

Por otro lado, dudan de que la voluntad del Gobierno Autonómico sea todo  lo firme que aparentan, ya que el  Gobierno Cántabro no ha dado “ni un solo paso” para anular el permiso ‘Arquetu’ ,competencia exclusiva de la Consejería, casi seis meses después de posicionarse en contra del ‘fracking’.

Además, la “confrontación de intereses” entre el Gobierno Central y el Autonómico también es causa de preoucpación, ya que el resto de los permisos, al implicar a varias Comunidades Autónomas, son competencia del Ministerio de Industria, el cual apuesta “abiertamente” por el desarrollo del ‘fracking’. Por ello, “cabría la posibilidad” de un recurso desde Madrid ante esta ley.

Como último motivo, señalan que la ley solo prohíbe la etapa final, la fase de fractura por lo que las empresas gasistas pueden continuar sus estudios previos, incluso realizar las perforaciones kilométricas. Entienden que “nadie invierte, nadie construye los cimientos de una casa que no espera terminar”.

Para finalizar señalan que seguirán “trabajando hasta conseguir la derogación de todos los permisos”, derogación que consideran como “única formula válida para zanjar el asunto definitivamente.”

concejoCNSV, que el pasado sábado decidió en concejo sus nuevas luchas de confluencia, celebra con reservas la prohibición del fracking

Cantabria No Se Vende (CNSV) considera que la ley para prohibir el fracking, recientemente aprobada por unanimidad en el Parlamento de Cantabria, es un logro de la lucha popular que merecemos celebrar. Sin embargo, recoge las reservas de la Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria, respecto a que la ley sea temporal o pueda ser impugnada desde Madrid, ya que el propio Gobierno no descarta revisarla cuando se den “las garantías suficientes”, y los propios diputados por Cantabria votaron a favor del fracking en Madrid.

CNSV duda también de que la voluntad del Gobierno autonómico y los demás partidos del Parlamento sea realmente firme, ya que el permiso Arquetu, que afecta a la zona de Saja-Nansa, y que es competencia exclusiva de la Consejería, no se aprobó solo en su día, ni ha sido impugnado aún hoy. Además, señala que es un peligro olvidar otros impactos del fracking, y centrarse en los aditivos químicos, como pretende la empresa y grupo de presión Shale-Gas, cuando el fracking supone, además, el consumo de ingentes cantidades de agua, ocupa el territorio con terribles consecuencias para la agricultura y la ganadería, y puede afectar a la salud de las generaciones futuras con sus múltiples impactos medioambientales.

La lucha contra el fracking fue una de las campañas de confluencia en el semestre anterior del movimiento de movimientos, que acudió a la manifestación celebrada en julio del pasado año, momento que Ignacio Diego aprovechó para anunciar que haría la ley que el pasado lunes se aprobaba. En opinión de los movimientos sociales cántabros, esta victoria momentánea demuestra que organizarse horizontalmente, trabajar e informar a pie de calle, influir en las instituciones, construir base social y movilizarse masivamente sirve, y consigue mejoras en la calidad de vida de las y los cántabros.

Además, desde CNSV insisten en la necesidad de tomar conciencia de que amenazas como el fracking no son excepciones concretas, sino consecuencia de la “lógica” de un sistema que le pone precio a todo, salud, agua o naturaleza incluidas. Por tanto, es necesario aglutinar todas las luchas para hacer un frente común y construir alternativas.

En este sentido, CNSV celebró el pasado sábado su II Concejo General en la antigua Cámara de Comercio de Torrelavega, en el que se decidió que las campañas de confluencia de los colectivos y personas adscritas al movimiento de movimientos serán la de la Plataforma de afectados por EOn (La salud no se vende) y, de nuevo, la lucha cntra los recortes en Educación Pública. Al concejo, que llenó la sala donde se celebraba de gente de muy diversas edades y comarcas de Cantabria, le siguió una comida popular y el festival “El folk no se vende” con gran éxito de público y ambiente, pese a la lluvia y las bajas temperaturas.

Territorio: