El alcalde de Valderredible, indignado por la falta de medios del servicio de incendios y el “desinterés” de la consejera de Montes

Redacción.
| 17.08.2012

fernando_fernandez_prcEl alcalde de Valderredible y diputado autonómico del PRC, Fernando Fernández, se ha declarado hoy “profundamente indignado” por la falta de medios materiales y humanos que la Dirección General de Montes ha destinado a las tareas de extinción del incendio declarado en la tarde del pasado viernes en el monte Bustillo, sofocado a las seis de la madrugada de este domingo “gracias al esfuerzo de los pocos efectivos disponibles y, sobre todo, de los vecinos de la zona, que han desempeñado un papel fundamental”.

 

Fernández ha denunciado que la consejera de Desarrollo Rural, Blanca Martínez, pese a ser la máxima responsable de este operativo, “ni siquiera se ha dignado en llamar al Ayuntamiento para interesarse por la situación”, lo que sumado a las “carencias intolerables” en los servicios de prevención y extinción, le ha llevado a anunciar una interpelación en el Parlamento, para que el Ejecutivo “responda de la situación”.

Según ha explicado, el incendio comenzó a las cuatro de la tarde del viernes, pero el Gobierno de Cantabria “no se dio por enterado hasta las ocho y media de la mañana del sábado”.

Además, únicamente envió a la zona dos cuadrillas con siete efectivos en total, un operativo “absolutamente ineficaz” para sofocar las llamas, a pesar del “apoyo encomiable y fundamental” de los vecinos de la zona y de los voluntarios de Protección Civil de Valderredible y Reinosa.

Ante esta situación, en la tarde del sábado el alcalde urgió más medios a la Dirección de Montes, que solo reforzó las tareas de extinción entonces, “24 horas después de que comenzara el incendio y cuando el monte ya estaba quemado”. “Si la intervención hubiera sido eficaz desde el primer momento, se habría evitado el desastre ecológico que se ha producido”, ha precisado el regidor.

Además de condenar esta actuación, Fernando Fernández ha explicado que en el siniestro han ardido 400 hectáreas (22.000 carros) de superficie forestal, 16.500 de ellos con arbolado entre el que figuraban cajigas milenarias y especies singulares de Cantabria.

Territorio: