Aires de romería este fin de semana en Colindres, contra la Fractura Hidráulica

Marcos M.R.
| 19.12.2013

A partir de mañana sábado, y durante todo el fin de semana, tendrán lugar en la 'Plaza de la Constitución' de Culindres unas jornadas contra el fracking, organizadas por la asamblea constituída en el Asón-Agüera contra la fractura hidráulica y el permiso Galileo, adscrita a la Asamblea de Cantabria.

El sábado 21 la programación comenzará a las 16:30 h. con deportes cántabros como los bolos o el tiru-cuerda para los críos. A continuación, llegará el lugar de la música. Los asistentes podrán disfrutar de 4 bandas de estilos variados. A las 19 h. el cantautor cántabro Marcos Bárcena hará sonar los primeros acordes de la tarde-noche. Seguidamente, el grupo de folk-ska Cambalúa hará bailar a todos los presentes mientras que el rock de The Roñas y el punk-ska de Skurriband cerrarán el cartel.

Al día siguiente, domingo 22, las actividades se pondrán en marcha desde por la mañana.  A las 11 se abrirá el telón con unos juegos y talleres sobre el agua, el ecosistema y la percusión. A la 13:30 h. los sonidos más autóctonos podrán ser disfrutados en Culindres de la mano de varios piteros, gaiteros, dulzaineros y otros músicos tradicionales.

Ya después de comer, a las 16 h., la tarde empezará con un cuentacuentos y unas manualidades, para llegar al punto culminante del domingo a las 17.30 h., con un ciclo de charlas destinadas a describir el impacto que el fracking tendría sobre el ecosistema y la actividad económica, además de informar sobre la legislación actual sobre esta técnica y el movimiento social que ha crecido para defender nuestra tierra del ataque de las multinacionales energéticas.

Desde que se dieran a conocer las intenciones de varias transnacionales energéticas de llevar a cabo la técnica de la fractura hidráulica en Cantabria, la Asamblea organizadora de estas jornadas comenzó a realizar un importante trabajo de información y concienciación por todo el territorio cántabro. Esto culminó en un masivo rechazo a su realización por parte de la sociedad y las instituciones cántabras, aunque recientemente se haya querido abrir un ficticio debate en torno al fracking con la excusa de informar a la sociedad.