Los recortes afectan a las personas discapacitadas, que lanzan un S.O.S.

Saja
| 08.12.2012

discapacitados_protestaEl pasado domingo dos centenares de cántabros se desplazaron a la capital del Reino para asistir a la gran manifestación "S.O.S. Discapacidad" convocada por el CERMI, que la calificó de "histórica" por ser la primera vez que se moviliza todo el mundo de la discapacidad, juntándose más de 50.000 personas y unos 400 buses de todo el Estado, con la dificultad que ello entraña. Al día siguiente el Parlamento de Cantabria acogió el Día Europeo de la Discapacidad y nuevas protestas.

En Madrid estuvieron presentes todos los colectivos posibles, desde gente en silla de ruedas, ciegos y sordomudos, pasando por discapacitados intelectuales o enfermos mentales. Todos unidos en un frente común, reivindicando intensamente un cambio radical en la política restrictiva que está empujando la discapacidad a la exclusión social. Una experiencia "emocionante e inolvidable", como señalaba un asistente a la movilización.

El lunes 3, Día Europeo de la Discapacidad, llegó el turno de los discapacitados cántabros, movilizándose 700 personas de distintos colectivos en el acto institucional que todos los años se celebra, con mucha menos participación, en el patio del Parlamento de Cantabria, convocando el CERMI de Cantabria. Unos 100 Usuarios, familiares y profesionales de la asociación Cántabra Pro Salud Mental (ASCASAM), fueron con carteles que contenían frases como "Recortes + Subida de cuotas = Cierre de centros", "Cierres = Exclusión", o "S.O.S. Salud Mental", además de las banderas "S.O.S. Discapacidad" que se repartieron en Madrid.

A la salida del acto, el presidente Diego fue silbado fuertemente

Con las intervenciones de los representantes poíticos (Ignacio Diego como Presidente de Cantabria y Ruth Beitia, con su habitual oratoria, como Secretaria del Parlamento) se alzaron los carteles y banderas, sumándose a la pitada gentes de otros colectivos presentes, mostrando su disconformidad con su discurso, totalmente improvisado, en el que Ignacio Diego llegó a afirmar que "no pasaremos de la linea roja". Un trabajador de ASCASAM le quiso recordar que "ya han hecho importantes recortes y subida de cuotas, sobre todo a los usuarios de centros de rehabilitación de salud mental, por no hablar de la injustísima aplicación de la ley de dependencia, que deja fuera de recursos rehabilitadores al 80% por ciento de los enfermos mentales". Dicho colectivo no pide "nada extraordinario", solo "que no conduzcan a la exclusión a estas personas", y esto no exige grandes gastos, alegan, más que la permanencia de las cuotas y la correcta valoración de la enfermedad mental, con personal especializado.

La protesta, que alcanzó una buena repercusión en los medios, dejó patente que las personas con discapacidad tienen gran capacidad de defender sus derechos sociales e inclusión, luchando dignamente por ser dueños de su destino, igual que lo hacen los demás colectivos que estan siendo atacados por la misma política de retrocesos en políticas sociales.

Territorio: