La protesta antitaurina en Ampuero se desarrolló sin incidentes

Redacción.
| 02.09.2011

huellas_ampueruUnas 40 personas se concentraron por tercer año consecutivo en la Plaza Mayor de Ampuero, días antes de que comenzasen las fiestas de la Virgen Niña. Esta vez la protesta fue diferente, en palabras de los convocantes, el colectivo animalista Huellas Cantabria, "decidimos que para mostrar nuestra pacífica postura, en esta ocasión no corearíamos consignas, permaneciendo con las manos manchadas de sangre como muestra de la complicidad obligada de la población a sufragar los gastos de este tipo de festejos, sujetando unos carteles que formaban la frase "Fiesta Cruel" y permaneciendo con la boca tapada con "cinta americana".

El próximo 4 de septiembre vuelven a concentrarse, en esta ocasión frente a la Plaza de Toros de Santoña a las 17 h., y el 30 de septiembre está previsto por fin el juicio por las agresiones, robos e insultos recibidos en Ampuero durante la protesta de 2009.

Los antitaurinos de Cantabria, junto a compañeros llegados de Vizcaya y Asturias, protestaban contra el "destacado y triste protagonismo que encierros y corridas de toros toman en las fiestas de Ampuero".

Al permanecer en silencio y no corear consignas, "éstas no podían confundirse con sus insultos, evitando que éstos pudiesen adjudicarse al lado que no los profería", como señala Huellas que ocurría en años anteriores. Pese a esto, fueron recibidos y especialmente despedidos con insultos. Un grupo protaurino allí presente mostró lo que tenía preparado para reventar la legítima protesta antitaurina, haciendo sonar numerosas bocinas con el fin de silenciar las voces de protesta, algo que, según señalan desde Huellas, "es ilegal", al no estar permitidas las contramanifestaciones. Sin embargo, "la solemnidad del acto les dejó bastante descolocados y demostró que jamás nuestra intención ha sido crear conflicto alguno, sino manifestar nuestra repulsa por el maltrato animal y en favor de la libertad de expresión", señala el colectivo animalista, que concluye que "si no nos agreden y respetan nuestros derechos, no hay incidentes".

El próximo 30 de septiembre está previsto por fin el juicio por las agresiones, robos e insultos recibidos en la primera de las protestas antitaurinas en Ampuero,(2009), desde Huellas "que se haga justicia".

{youtubejw}7LetKijYWRA{/youtubejw}