Maltratados sin motivo [Especial Huellas Cantabria]

Alerta Cantabria
| 18.08.2011

huellascantenalertaHuellas Cantabria denuncia el maltrato al que son sometidos los animales en diferentes circunstancias como en el circo, las corridas de toros, la caza y las torturas que sufren cuando son ababndonados. El colectivo pide a las administraciones que realicen campañas de  esterilización para acabar con los gatos y perros callejeros.

 

Stop a la crueldad y al maltrato animal.

Huellas Cantabria es un colectivo nacido en la región que pretende concienciar a la sociedad sobre la necesidad de  dar un trato más ético y responsable a los animales que viven junto a nusotros. Son un grupo de amigos que un buen día decidieron llevar a cabo acciones para concienciar a los ciudadanos obre las diferentes formas de maltrato que ejercemos sobre los animales en la sociedad actual. El colectivo Huellas Cantabria está formado por medio centenar de voluntarios unidos por su amor a los animales que con sus actividades denuncian las diferentes formas de maltrato animal. Su portavos Russel Simoni afirma que el maltrato comprende una gama de comportaminetos que causan dolor innecesario, sufrimineot o estrés al animal, qu van desde la negligencia en los cuidados básicos hasta el asesinato malicioso e intencionado.

Huellas Cantabria lucha contra el maltrato a los animales domésticos como gatos, perros o mascotas de todo tipo que son abandonados cuando sus dueños se cansasn de ellos o linchados hasta su muerte. Otro tipo de maltrato es su utilización en espectáculos como los circos, la caza o las corridas de toros y por último, también existe el maltrato relacionado con la industria al criar los animales con el único fin de utilizarlos en la producción de artículos de venta o industriales, como pieles o bolsos.

Cada año, un elevado número de de animales son víctimas de maltatos indirectos por negligencia en los cuidados básicos, omisiones en la provisisón de refugio, alimentación y atención veterinaria inadecuadao por maltratos directos como la falta intencionada de cuidados básicos o la tortura, mutilición o asesinato del animal.

Este abuso, según Simoni, es un problea social de grandes dimensiones que no sólo afecta a aquellos animales víctimas de esta violencia sino a todos los miembros de la sociedad. «Evitar que nazcan más, no matar a los que ya han nacido», puede resumir muy bien los objetivos de la campaña "Sacrificio Cero" que ha desarrollado Huellas Cantabria.

Campaña

Bajo el lema "¡Sacrificio Cero! Ayúdanos a terminar con en abandono y el sacrificio", Huellas Cantabria invita a todos los ciudadanos y especialmente a los que conviven con animales domésticos a acabar con estas prácticas.

El colectivo también llevó a cabo una campaña de recogida de firmas solicitando el fin del sacrificio de animales en las perreras municipales y una mayor ayuda y colaboración de las administraciones y ayuntamientos hacia las protectoras para que cuiden a los animales recogidos que sufren abandono y ayurar a que puedan ser adopados por familias responsables.

Para Huellas resulta «inadmisible legtalizar la muerte existiendo métodos eficientes para evitar la procreación», como la esterilización. En este sentido, demandan el desarrollo de campañas de esterilización y una tendencia responsable para frenar la superpoblación sin que se sacrifiquen en las perreras a los animales que son abandonados. Igualmente reclaman un endurecimineto de las penas para los que maltraten o asesinen animales.

Simoni pide a las instituciones que el dinero que se gastan en retirar a los perros y gatos de las calles para después matarlos se invierta en campañas de esterilización para evitar su procreación y los naciminetos indeseados como ya se hace en los países más desarrollados socialmente como son Holanda y Suiza.

huellas Cantabria pretende concienciar a toda la sociedad de que el maltrato es innecesario por lo que pretende que los ciudadanos sean capaces de tener un comportamiento responsable con los animales. Para ellodesarrollan varias campañas a lo largo del año en Cantabria que están relaccionadas con los aconteciminetos de cada época. En verano salen a la calle a protestar por las corridas de toros y la utilización de animales en el circo y en invierno luchan por erradicar el abandono y la utilizción de pieles de origen animal cuando llega el frío.

Próximas campañas en Santoña y Ampuero

El colectivo Huellas Cantabria realizará sus próximas campañas de denuncia y concienciación durante las ferias taurinas de Santoña y Ampuero y continuará contra la utilización de animales en los circos.

Russell Simoni asegura que es necesaria una evolución hacia una cultura más pacífica y responsable, para ello la asociación también desarrolla campañas de educación con conferencias en colegios y centros cívicos y la emisión de vídeos sobre los animales. Simoni también denuncia la utilización de animales como medio de ganar dinero; por ejemplo cuando se venden perros o gatos sin ningún control por personas que en muchos casos no poseen los conociminetos necesarios para cuidar de estos animales. Lo mismo ocurre con la compra y venta de mascotas cuyo mercado mueve miles de millones provocando la destrucción del medio natural donde viven algunos animales exóticos y también nuestro entorno porque muchos de ellos caen en manos de personas irresponsables que después los sueltan y pueden invadir nuestro hábitat cotidiano. Huellas Cantabria pide a las adiministraciones que hagan cumplir la ley y destacan la labor que hacen las asociaciones protectoras de animales, que además de educar a la gente en la forma de tratar a los animales, recogen a los que están abandonados, promueven su adopción y tambien llevan a cabo campañas de esterilización. Según los expertos, «el maltrato animal es, a la vez, un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia d ela misma. Forma parte de la cascada de la violencia que nos va alcanzando a todos como indivíduos y como sociedad. La violencia es «un acto intencional que puede ser único  recurrente y cíclico, dirtigido a dominar, controlar, agredir o lastimar a otros. Casi siempre es ejercida por las personas de mayor jerarquía, es decir, las que tienene el poder en una relacción, pero también se puede ejercer sobre objetos, anilames o contra sí mosmo».

Un enfoque más ético

Huellas Cantabria propone un enfoque más civilizado y ético en el trato con los animales y pide a las administraciones que en vez de gastar el dinero en subvencionar perreras municipales que sacrifican a los animales que han sido abandonados, se utilice en campañas de esterilización, contra el abandono y a favor de la adopción a través de  charlas o conferencias de sensibilización en loscolegios y centros educativos. Asimismo pide más ayudas para las protectoras de animales que tienen que vasar su actividad en la colaboración de los voluntarios y en las ayudas que reciben, muchas veces de entidades extranjeras.

Russel Simoni propone que se vea el documental "Earthlings", que es muy fácil de encontrar en cualquier buscador de internet, sobre la vida de los animales en su meeio y en cautividad bajo la batuta humana como los perros alarma amarrados junto a una casa, o los utilizados en la caza y que son matados cada poco tiempo. Concluye pidiendo responsabilidad a la hora de tener animales.

 

Estudios sobre el comportamineto y el maltrato

El psiquiatra Alan Felthous, junto con otros colegas, ha identificado una triada constituida por el abuso físico por parte de los padres, crueldad hacia los animales, y violencia hacia las personas. En gran parte, los estudios basados en el abuso animal y criminología adulta, muestran que las primeras insatancias de crueldad hacia los animales tienen lugar temprano en la vida del abusador. Según la antropóloga, Margaret Mead (1964), «Una de las cosas más peligrosas que le puede pasar a un niño es matar o tortura a un animal y salirse con la suya». Casi todos los niños pequeños atraviesan una etapa de crueldad «inocente», en la cual pueden  lastimar insectos u otros animales pqueños en el proceso de explorar el mundo y descubrir su habilidades. La mayoría de los niños, sin embargo, con la guía adecuada de los padres y maestros, se tornan sensibles al hecho de que los animales puedan sentir dolor y sufrir. Algunos, sin embargo, parecen quedarse encerrados en un patrón de crueldad que generalmente va escalando con la edad y se manifiesta en la adultez en la forma de violencia hacia las personas.

 

Noticia extraída de Briega haciéndose eco de Alerta Cantabria