Las libertades humanas y los derechos de los animales se reivindican este domingo en Ampuero

Redacción.
| 25.08.2011

antitaurina_ampueruAmpuero, Asón-Agüera, Cantabria, 2009. Un centenar de antitaurinos, convocados por Huellas Cantabria, acude a la plaza del pueblo a concentrarse legalmente contra la tortura de toros en las fiestas de la localidad. Vecinos taurinos se sienten provocados y se concentran enfrente, comenzando un cruce de cánticos ("La tortura, no es arte ni cultura", "Cantabria antitaurina", "tortura animal al código penal") contra "olés", que van subiendo de tono: "hijos de puta", "etarras", "esto con Franco no pasaba". De los insultos, los taurinos, muchos de ellos pertenecientes a la Peña taurina 'El Burladero', pasan a los escupitajos, arrancar las pancartas, las agresiones y el lanzamiento de botellas y petardos. La Guardia Civil, con una presencia a todas luces insuficiente, adopta además una postura pasiva y permisiva con este atentado contra la libertad. Pese a que los vídeos del conflicto aparecieron en toda clase de programas sensacionalistas estatales, la justicia tampoco tomó cartas en un asunto que, de haberse producido unos kilómetros más al este, sería motivo de décadas entre rejas.

{youtubejw}gAHLdpiG3mI{/youtubejw}

Al año siguiente, los antitaurinos no se amedrentaron y volvieron a concentrarse, esta vez ya con protección y sin incidentes reseñables, conquistando de esta forma no sólo un espacio para la reivindicación de los derechos de los animales, sino también de las libertades de los animales humanos.

Cada año va sumándose más gente. Hay fletados autobuses desde Sanander, Torlavega y Bilbáu, para participar en la concentración antitaurina que tendrá lugar este domingo 28 a las 17 h. con el objetivo de mostrar el rechazo popular a la violencia taurina y a las subvenciones públicas que recibe esta cruel actividad.

El 4 de septiembre estarán en Santoña, a las 17 h., frente a la "plaza de torturas".

La "fiesta nacional española" sigue dejando imágenes macabras

El pasado 31 de julio, en la plaza de toros de Inca (Illes Balears), la autodenominada "fiesta nacional española" dio otro espectáculo lamentable, incumpliendo su propia ley ante los ojos de la Benemérita, con medio centenar de menores contemplando un espectáculo cruel y macabro:

{youtubejw}4ZvvGn1cJ5s{/youtubejw}