La Guardia Civil detiene a un acosador 7 años y al menos 11 agresiones sexuales después

Redacción.
| 20.10.2011

guardia_civilJ.R.G., vecino de la localidad vizcaína de Gallarta, casado y con dos hijos, ha sido detenido como presunto autor de once delitos de índole sexual (agresiones y abusos) a mujeres en diferentes localidades de Cantabria. Al detenido, que ha ingresado en prisión, también se le acusa de falsedad documental, atentado a agente de la autoridad y faltas de hurto.

La Guardia Civil ha reconocido que le seguía la pista desde 2004, cuando este presunto acosador sexual en serie -de 49 años, complexión fuerte y pelo canoso- comenzó su historial delictivo en Gama, que luego ha ido extendiendo por Ceceñas, Solaris, El Astilleru, Guarnizu y Maliañu, hasta completar al menos 11 agresiones sexuales que han sido denunciadas.

Siempre conducía decenas de kilómetros desde Gallarta a zonas cercanas a la A-8 para dar rienda suelta a sus bajas pasiones, fijando como objetivos a mujeres que paseaban solas por la calle a las que, tras preguntarlas por alguna dirección, asaltaba, en ocasiones golpeándolas o amenazándolas con arma blanca. Sin embargo, cuando las mujeres se resistían, gritaban o advertía la presencia de otras personas, J.R.G. abandonaba el lugar de los hechos a bordo de su vehículo.

La secuencia de los hechos cuenta con cuatro años de vacío hasta la segunda denuncia, que se produjo en septiembre de 2008. Sin embargo, no se descarta que se hayan producido más casos de los que no habría constancia al no haberse denunciado, lo que explicaría los lapsos de tiempo en su cadena temporal de delitos.

El pasado 10 de octubre se tuvo conocimiento del último de los hechos de este tipo, ocurrido en la localidad tresmerana de Solaris. Las patrullas de la Guardia Civil intentaron cerrar los diferentes puntos de huída en la búsqueda del vehículo gris sospechoso, siendo localizado éste en El Astilleru. El conductor reaccionó de forma agresiva e intentó arrebatar el arma al agente al tiempo que le golpeaba, aunque finalmente fue detenido.

Tras su detención y la instrucción de las correspondientes diligencias policiales, el acusado fue entregado en el Juzgado de Instrucción, que acordó su ingreso en la prisión de El Dueso.