La fiscalía solicita la absolución del periodista Paco Gómez Nadal

Guillem Ruisánchez (El Faradio)
| 12.12.2013

La Fiscalía ha retirado los cargos contra el periodista Paco Gómez Nadal por su participación en una protesta de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) en una oficina bancaria de la capital del Besaya, y ha solicitado este miércoles su absolución, en un juicio rápido que se ha celebrado en Torrelavega.

Gómez Nadal participó en aquella protesta de la PAH como activista y periodista, documentando la acción con una cámara de vídeo.

La Fiscalía ha cambiado su criterio tras escuchar los testimonios de los tres agentes antidisturbios, que han entrado en contradicción con el propio atestado policial, y sobre todo con las pruebas aportadas por la defensa.

En concreto, ha bastado la cinta aportada por la defensa de Gómez Nadal – una grabación de medios de comunicación desde fuera de la oficina bancaria donde se produjo la protesta-, que desmiente la totalidad de las acusaciones, tanto el atestado policial como las propias declaraciones de los agentes en el juicio.

Y es que las imágenes del vídeo son concluyentes para desmontar las afirmaciones de los agentes de la Policía Nacional, que ante el juez han acusado a Gómez Nadal de “arengar” a los activistas, de dirigirse a la autoridad como “esbirros del Gobierno”, de resistirse a mostrar su credencial de periodista de la FAPE y de poner en riesgo “el orden público”.

Resistencia pasiva

Gómez Nadal se enfrentaba este miércoles a un juicio por resistencia a la autoridad, que era el delito que le imputaba la Fiscalía después de que la Delegación del Gobierno formulara una denuncia contra el periodista.

La denuncia de la Delegación del Gobierno le imputaba al periodista y activista un supuesto delito de “resistencia pasiva” durante aquella acción de la PAH, un delito previsto en la futura reforma del código penal, pero que no existía en el momento de los hechos ni cuando se redactó el atestado policía.

Al recibir la denuncia, la Fiscalía transformó la acusación de “resistencia pasiva” en un presunto delito de “resistencia a la autoridad”, pero en la vista ha retirado todos los cargos tras ver las pruebas de la defensa.

Gómez Nadal, con un historial de activismo que le ha llevado a sufrir represalías en otros momentos de su trayectoria, es el responsable de la librería La Vorágine, concebida como un espacio de cultura crítica que este viernes 13, a las 19.30 horas, acogerá la Asamblea en Defensa de las Libertades Democráticas y contra la represión, promovida por personas “a título individual”

Aviso a navegantes

Los movimientos sociales han recibido con alegría la petición de la Fiscalía en el caso de Gómez Nadal, al igual que la sustancial rebaja de la condena a María Jesús Cedrún por tirar clavos en la puerta de Mercasantander durante la huelga general de marzo de 2012. La secretaria general de UGT  se enfrentaba a una condena de 19.000 euros, que finalmente se quedaron en 100.

Sin embargo, queda recibido el mensaje de aviso a navegantes con estos dos juicos. Las acusaciones suponen  un toque de atención sobre las consecuencias que puede tener protestar, en un contexto de preocupación por la pérdida de libertades que pueden suponer las reformas del Gobierno, con las leyes de Seguridad Ciudadana y Seguridad Privada.

Además, las nuevas leyes llegaran después de que  los ‘sospechosos habituales’ – de las manifestaciones y acciones de los movimientos sociales- hayan denunciado las prácticas de la Delegación del Gobierno, como la utilización de fotografías para denuncias a posteriori de los hechos, sin identificación previa en el acto.

[Información e imágenes extraídas de El Faradio]