Nacho Diego destaca que Fraga estuvo "siempre" al servicio de "los valores democráticos"

Redacción.
| 17.01.2012

fragaEl PP de Cantabria se ha sumado a las loas del obituario de Fraga, manifestando su "profundo pesar" por el fallecimiento del presidente fundador del partido (entonces Alianza Popular) y ha trasladado sus "sentidas y emocionadas condolencias" a familiares y allegados.

Manuel Fraga Iribarne fue Ministro del régimen franquista durante siete años, en los cuales se produjeron fusilamientos, muertos bajo responsabilidad policial o los conocidos "sucesos de Vitoria".

Nacho Diego lamenta la pérdida de "un hombre leal siempre al servicio del Estado y de los valores democráticos"

"El presidente del PP cántabro y del Gobierno autonómico, Ignacio Diego, ha expresado ayer lunes, en nombre propio y en el de "todos los afiliados de su formación política", su "profundo pesar" por el fallecimiento de Manuel Fraga Iribarne, a quien ha definido como "un hombre leal siempre al servicio del Estado y de los valores democráticos".

En un comunicado, Diego ha destacado la "trascendencia de la figura humana y política" de Fraga Iribarne durante "la Transición Española" y "en los 60 años que estuvo dedicado a la política en activo"

El líder de los conservadores cántabros aseveró según Europa Press que el fallecimiento de quien fuese uno de los "padres" de la Constitución Española supone también una "enorme pérdida" para el Partido Popular puesto que "sin él, esta formación política no hubiera existido como ahora la conocemos".

Fraga: "La mejor parte del país fue la que se alzó el 18 de julio"

Como refleja el diario Público, Manuel Fraga siempre reivindicó el golpe de estado de 1936 y defendió la dictadura franquista. De hecho el partido que fundó (AP, convertido después en PP), nunca ha llegado a condenarla.

Fraga ocupó el Ministerio de Información y Turismo entre 1962 y 1969, siete años marcados por la Ley de Prensa, la censura y el fomento del turismo (incluso bañándose en Palomares para corroborar que las aguas no estaban contaminadas de radioactividad) como una de las bases de la economía española.

Durante su estancia en el gobierno franquista, el dirigente comunista Julián Grimau fue fusilado tras sufrir brutales torturas y un proceso carente de pruebas acusatorias. El entonces ministro de Información, aseguró que Grimau recibió un "trato exquisito" y que en un momento de su interrogatorio se encaramó a una silla y se arrojó por la ventana de forma "inexplicable" y por voluntad propia. En 1969 Enrique Ruano, que había sido detenido junto a otros tres estudiantes acusados de "repartir propaganda" contra el régimen franquista, moriría también tras caer a un patio interior cuando se encontraba detenido. Igualmente, Fraga intentó atribuir la causa de la muerte al propio detenido, presentando un supuesto “diario” del estudiante en el que se le atribuían tendencias suicidas. Asimismo, Manuel Fraga era responsable de la Policía como ministro de la Gobernación durante  los sucesos de Vitoria de marzo de 1976, en los que cinco trabajadores fueron asesinados y otros cien heridos por la Policía Armada.

Tras fracasar en las elecciones generales, Fraga, que se había opuesto al Estado de las Autonomías, como también ocurriría con el PP de Cantabria, fue presidente de la Xunta de Galicia  (1990-2005) con una mayoría absoluta que no abandonaría hasta la catástrofe del Prestige.

En 2007 provocó represión en la Universidad de Cantabria

En octubre de 2007, el CEUC organizó una serie de actividades y charlas bajo la denominación 'Primer día del Alumno', cuyo colofón fue una conferencia de Manuel Fraga titulada “Constitución Española: Manuel Fraga, Padre de la Constitución y presidente fundador del PP”.

Un grupo de estudiantes se organizó para tratar de informar a los demás estudiantes sobre el "historial" de Fraga, mediante el reparto de octavillas, lo que supuso que el cuerpo de seguridad de la Universidad (Visegur) y varios miembros de la Policía Nacional, procedieron a identificar a una estudiante, a la que tacharon de "esbirra de izquierdas”. Ya en el interior, durante el turno de preguntas, algunos jóvenes que pudieron acceder a la charla recordaron al ex ministro franquista su responsabilidad en múltiples casos de represión y censura en los que Fraga participó, para acabar exhibiendo carteles de protesta. Este acto fue recibido con algunas protestas entre el público presente, que les conminó entre gritos a sentarse y bajar los carteles en un llamamiento que fue secundado por el vicerrector de Estudiantes, Emilio Eguía, y por el presidente del CEUC, Alfonso Santibáñez.

Ricardo Floranes, asistente al acto, puntualizó entonces a Diagonal Cantabria: “Lo triste de la historia es que, pese a tener que tragar todos los estudiantes con un acto partidista camuflado bajo el pseudónimo de ‘Primer día del alumno’, se nos coarten una serie de derechos básicos, entre ellos la libertad de expresión. Y todo esto el día en que un ex ministro franquista es invitado para dar lecciones de constitucionalismo y democracia. ¡Viva ésta, nuestra democracia!”.

Fallece en la cama, impune, sin haber sido investigado

La muerte de Fraga se produce apenas unos pocos días después de que la coruñesa 'Comisión por la Recuperación da Memoria Histórica' (CRMH) intentara que el ex-ministro franquista formara parte de la causa que instruye la jueza argentina María Servini por los crímenes del franquismo.

Una época que, según dijo Fraga en 2007, "sentó las bases" para una España "con más orden".

Territorio: