Los transportistas cántabros amenazan con la huelga

NULL
| 20.03.2011

images2  

Sus reivindicaciones son principalmente dos: que se cumpla la ley de morosidad cobrándose en 30 días los trabajos realizados y que se aplique la cláusula de revisión de precios en función del precio del combustible. "Volvemos a pedir lo mismo que en 2008 nos llevó a una huelga indefinida", señala Jaime Díez, presidente de Asemtrasán (Asociación de Empresarios del Transporte de Cantabria). Se sienten engañados por la Administración Central y por los Cargadores, ya que hace tres años firmaron un acuerdo que aún no se ha cumplido.

 

 

La tensión va en  aumento, es por ello que en la última asamblea extraordinaria de Asemtrasán se votó mayoritariamente a favor de secundar el paro estatal que la Federación Nacional de Transporte (FETRANSA) ha decidido convocar a partir del próximo día 15 de abril, si para entonces las negociaciones que se están produciendo entre el Comité Nacional del Transporte por Carretera, la Administración ( Miniserio de Fomento) y los representantes de los Cargadores no dan sus frutos y  no se establecen medidas urgentes que permitan paliar la actual crisis que atraviesa el sector.

Asemtrasán está dispuesta a seguir negociando, "pero ahora con la amenaza de una huelga sobre la mesa". La próxima reunión para abordar la situación del sector está prevista para el 21 de marzo en Madrid. "No entienden que so o pedimos que se cumpla lo que está escrito y aprobado por todos, la ley de morosidad y la cláusula de revisión de precios en función del precio del gasóleo". No es el Estado Español el único que tiene este tipo de leyes, países como Alemania o Francia cuentan con las mismas normativas, "Pero allí se cumplen, ya que hay sanciones que van de los 15.000 a los 75.000 euros para las empresas que no respeten esta ley" resalta Díez.

Los últimos datos cifran en 200 el número de transportistas cántabros que tuvieron que cerrar en 2010 y este año la "cosa pinta mal". En los tres primeros meses del año el número de abandonos sigue sin parar, cayendo la actividad en torno a un 30%; esto después de llevar años pidiendo ayudas y soluciones a las entidades  según palabras del propio presidente de la asociación.

Territorio: