El juez ratifica el traslado a Valladolid de los 150 puestos de trabajo de Konecta en Torlavega

Marcos M. R. Redacción.
| 29.11.2013

Este miércoles volvió a producirse una mala noticia para los trabajadores de una empresa situada en Cantabria y la comarca del Besaya. La demanda presentada por CGT, CCOO y UGT contra el grupo empresarial Konecta debido al anuncio de traslado forzoso de los trabajadores a Valladolid fue rechazada. El Juzgado de lo Social número 5 consideró la medida del traslado como ajustada al derecho en vigor.

La empresa tendía decidida la deslocalización "desde el principio"

El juicio tuvo lugar la semana pasada y existe la posibilidad de presentar un recurso ante la sentencia en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), por no ser aún firme.

El traslado de los 150 puestos de trabajo a la planta vallisoletana estaba previsto para el pasado 1 de octubre, pero fue paralizado provisionalmente por el juez. Konecta alegó que aunque el convenio del sector le consentía prescindir del 10% de la plantilla, no ha efectuado ningún despido. Además, recalcó que el traslado de los trabajadores a Castilla le supone un coste prácticamente similar a lo que le costarían las indemnizaciones por despido.

Los sindicatos piden la anulación del traslado colectivo denunciando la “ocultación” de información y documentación económica fundamental por parte de la empresa de telemárketing a los representantes de los trabajadores. Así mismo, sostienen que Konecta no ha tenido voluntad negociadora en ningún momento, sino que la decisión de cerrar el centro de Torlavega la “tenía tomada desde el principio”.

Sólo 2 de los 150 trabajadores ha aceptado el traslado a Castilla

Aunque la patronal no concibe que puedan rechazarse empleos por alejarte éstos de tu tierra, tus raíces, tu entorno o tus amigos, sólo 2 de los 150 trabajadores cántabros de Konecta han aceptado el traslado, que además deja unas condiciones económicas de lo más precarias: el salario medio en Konecta es de 650 € y el alquiler de un piso en Valladolid ronda los 480-500 €.

Los sindicatos aseguran que la negociación con los representantes de los trabajadores en agosto fue "para cubrir el expediente”, ya que para esas fechas Konecta ya había desembolsado casi 3 millones de euros en preparar el edificio que alojará los 150 trabajadores de Golden Line-Vodafone en Torlavega, y en cuatro centros que la empresa tenía en Valladolid y ahora “han refundido en uno”.

CGT recurrirá la sentencia

La Confederación General del Trabajo de Cantabria, pese a estar confederada con la de Castilla y León, es consciente de las consecuencias de la deslocalización, y ha anunciado que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

Desde CGT defienden que este traslado es "un despido colectivo encubierto, realizado con muy mala fe" y "absolutamente injustificado". A su jucio “el 99%” de los trabajadores de Konecta en Torlavega perderán su puesto de trabajo “con toda seguridad” en los próximos días ya que se encontrarán “obligados” a rescindir su contrato por la “evidente imposibilidad de desplazarse a Valladolid". 

Imagen extraída del blog http://lalocuevas1.blogspot.com.es

Territorio: