El descenso de la tasa de ocupación contribuye a la reducción de la siniestralidad laboral

Redacción
| 19.03.2011

siniestralidadlaboralSegún el avance de los datos de siniestralidad laboral en 2010 publicado por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), durante el pasado año se produjeron en Cantabria 5.826 accidentes de trabajo, 1.043 accidentes menos que en 2009. El descenso de la población total ocupada y los cambios en el criterio de agregación de datos estadísticos empleado por el ICASST son algunas de las claves de esta reducción significativa, de un 15% respecto a 2009.

El número de personas ocupadas se redujo en 8.300, desde las más de 242.100 personas en el cuarto trimestre de 2009 hasta las 233.800 un año después, con aproximadamente 6.000 parados más y una variación interanual de los trabajadores dados de alta de Seguridad Social en nuestra Comunidad de -2.534, lo que supone un descenso del 1’18%. En total, el descenso en el número de personas empleadas puede explicar parte de la reducción total de accidentes laborales, teniendo en cuenta que el total de accidentes es un número absoluto y por lo tanto no tiene en cuenta si el número de personas trabajando es mayor o menor.

Por su parte, el índice de incidencia de los accidentes de trabajo, que al finalizar el 2.009 era 3.885, pasó a  ser 3.383, lo que supone una reducción del 12,92%. Este último dato es más objetivo para comparar la evolución de la siniestralidad que las cifras absolutas porque tiene en cuenta las variaciones en la población trabajadora ya que se calcula como el número de accidentes por cada 100.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social con las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales cubiertas. Sin embargo, para entender la reducción hay que tener en cuenta que el sector de la construcción ha presentado en los últimos años el mayor índice de siniestralidad laboral (en 2009 fue de 7.448) y la tasa de actividad en dicho sector ha descendido en 5.700 personas (un 20’43%) entre los últimos trimestres de 2009 y de 2010.

Por último, en enero de 2010 el ICASST cambió, por normativa estatal, el criterio de agregación de datos estadísticos, lo que según el Instituto Nacional  de Seguridad e Higiene en el Trabajo puede repercutir en los datos produciendo un descenso de los datos globales de siniestralidad de un 6%.

Territorio: