CNSV se presenta el miércoles en la Universidad de Cantabria y apoyará las movilizaciones contra los recortes en Educación

Redacción.
| 06.11.2012

Univ_de_CantEl Concejo General de Cantabria No Se Vende (CNSV) acordó el pasado 22 de septiembre que la lucha contra la precarización y privatización de la Educación pública sería una de las dos campañas de confluencia de los colectivos y personas que integran CNSV en el semestre presente. La incorporación del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) y Estudiantes por la Defensa de la Educación Pública (EDUP) refrenda esta línea de trabajo, y son ya 49 colectivos de todo tipo y de prácticamente todas las comarcas los que participan en la iniciativa.

Para dar a conocer el proyecto en la Universidad de Cantabria, se llevará a cabo una presentación en la misma. Será el miércoles, 7 de noviembre, a las 13.30 h. en la Sala de Grados del edificio
Interfacultativo de la Universidad de Cantabria.

Asimismo, CNSV se suma a la convocatoria de la Plataforma por la Educación Pública de Cantabria para una gran manifestación en defensa de una Educación Pública de calidad y sin recortes y contra la LOMCE, el sábado 10 de Noviembre en Santander, con salida a las 17:30 horas desde la Consejería de Educación.

La Educación pública cántabra se está jugando su futuro, y con ella el conjunto de la sociedad. Este año ha sufrido un recorte de 40 millones de euros, que supone casi un 10% del presupuesto total de este servicio público, así como un aumento de las ratios, reducción de profesorado, no coberturas de sustituciones y subida de tasas en FP y universidad. El profesorado, además, ha sufrido una grave pérdida de derechos laborales como consecuencia de la eliminación de puestos de trabajo, la generalización del empleo a través de plazas parciales y el impago íntegro de extras o bajas.

Además, la LOMCE que el Partido Popular quiere imponer es una auténtica "contrarreforma" educativa que supone una vuelta al pasado, a la segregación por sexo, a la elitización de los estudios superiores, a precarizar la labor docente, a reducir aún más la democracia en los centros educativos, a "españolizar" los contenidos, a suprimir asignaturas y a aplicar nuevas y viejas fórmulas de privatización.

Por ello, CNSV anima a las cántabras y los cántabros a sumarse a ambas convocatorias convocatoria y a participar activamente en la construcción "de un futuro digno para nuestros jóvenes".