STEC denuncia la ineptitud de Serna, que ha pagado a los centros concertados y no a los públicos

Redacción.
| 18.02.2012

serna_consejeroSiete meses después de la toma de posesión del Consejero de Educación, Miguel Ángel Serna Oliveira, la valoración del Sindicato de los Trabajadores de la Educación en Cantabria (STEC) acerca de su política educativa "no puede ser más negativa" por su "dejación", por su "ausencia de compromiso para con la Educación Pública" y por su "falta de altura política", "incapaz" de presentar un proyecto educativo para la Educación Pública Cantabria y de liderar un equipo "con evidentes discrepancias internas".

"Su despreocupación es llamativa, a no ser que existan aviesos intereses ocultos", sentencian.

"A los centros públicos no llega el dinero, pero sí a los privados"

El Consejero de Educación tomó posesión de su cargo anunciando conciertos y acusando infundadamente a los sindicatos de mentir. Ahora, observan, "este Consejero apenas gobierna, y cuando lo hace, es para lesionar los derechos e intereses de toda la comunidad educativa de los centros públicos de Cantabria".

Los recortes afectan a todos los ámbitos de la Educación Pública: planes educativos, salarios, plantillas, escolarización, etc. STEC considera "inadmisible" que, a día de hoy, no llegue el dinero a los centros públicos, pero sí a los privados, dejando que los primeros deriven hacia una situación "caótica".

El pasado martes, durante la reunión del Consejo Escolar de Cantabria, el Presidente de la Patronal de Centros Privados confirmó que la Consejería ha pagado a éstos el mes de enero, mientras que a los centros públicos no llega ni un euro de lo que se les adeuda desde octubre, con los consiguientes problemas de material y gasto diarios. Esto "deja claro las prioridades de Serna Oliveira.

Las plantillas ya se redujeron a inicio de curso, y ahora no se sustituyen las bajas inferiores a un mes, se cambia el tipo de plaza para abaratar su coste, etc. Además, "mucho nos tememos que esto va ir a peor", señala el sindicato mayoritario de la educación cántabra.

La convocatoria de oposiciones, última de sus nefastas actuaciones

La convocatoria de las oposiciones es la última de sus nefastas actuaciones. El "oscurantismo", el retraso en el anuncio de la convocatoria y la ausencia de negociación ha creado un panorama que no contenta a nadie y que maltrata los intereses del profesorado interino cántabro. El Ministro de Educación, de su mismo partido, le ha desautorizado con el cambio de temarios y ha faltado al respeto a todo el profesorado actual al afirmar que “los temarios con los que se examinaron no cubrían los mínimos para una educación excelente”.

"Se palpa su desconocimiento del sistema educativo y redunda en una nefasta gestión"

La "bisoñez", por usar sus palabras, de este Consejero es "supina", "se palpa su desconocimiento del sistema educativo" (algo admitido por él) y redunda en una "nefasta gestión" con un equipo "poco cohesionado".

Parece que su idea de la educación, que está intentando poner en práctica, constituye una "auténtica contrarreforma educativa" que golpea en la línea de flotación de los Servicios Públicos y el Estado del Bienestar, para favorecer los intereses de la Patronal de los centros privados y la Iglesia Católica. A este respecto, un caso palmario es la firme intención de concertar los colegios privados Torrevelo-Peñalabra, vinculados al Opus Dei como él, que segregan a los alumnos por su sexo.

"Este cambio de modelo educativo originará que la educación pública se verá relegada a una función asistencial, aumentando la desigualdad, la injusticia y la exclusión social", advierten desde STEC.

Todo lo anterior, se une a la "nula voluntad de negociación" y el "carácter autoritario" de esta Consejería, que actúa con políticas de hechos consumados, por decreto a través del BOC y "sin contar con nadie". "Esta Consejería es un barco a la deriva sin una planificación clara y conocida, con una nefasta política de recortes y una pésima gestión", denuncian.

En definitiva, El STEC no va a permitir "que se ningunee a los legítimos representantes del profesorado y de las comunidades educativas, tanto las organizaciones sindicales como a los equipos directivos, en decisiones que conciernen al futuro de la Educación Pública".

El STEC anuncia, junto al resto de sindicatos de la Junta de Personal, futuras movilizaciones

Por último, el STEC emplaza al Presidente de Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, a que "reflexione" acerca de la política educativa de esta Comunidad Autónoma y a que "reconsidere" si es conveniente "dar un giro" en dicha política, dadas las "peligrosas" consecuencias que acarrea, ya que podríamos "vernos abocados a una situación insostenible para la Educación Pública cántabra".

Territorio: