Regüelta, junto a sindicatos estudiantiles de otras naciones sin estado, convoca protestas el 11 de octubre

Redacción.
| 05.09.2012

11x12Un total de diez colectivos estudiantiles soberanistas del Estado español han convocado una jornada de movilizaciones para el 11 de octubre a fin de denunciar las recientes reformas impuestas por el Ministerio de Educación. En diversos pueblos se ha convocado una jornada de huelga. En Cantabria, Regüelta ha invitado a otros colectivos en defensa de la Educación pública a realizar acciones conjuntas que pronto se concretarán.

En una comparecencia celebrada en la jornada de ayer en Madrid, representantes de Regüelta (Cantabria), Ikasle Abertzaleak (Euskal Herria), SEPC (Països Catalans), Universidat (Aragón), Yesca (Castilla), Liga Estudiantil Galega  y Agir (Galiza), Jaleo y SAT (Andalucía) y Darreu (Asturies), han dado a conocer al estudiantado y a la opinión pública en general su "total rechazo" a las reformas formuladas desde el gobierno de Mariano Rajoy, especialmente a los recortes en educación elaborados por el ministro de educación Wert con la ayuda de los gobiernos de las comunidades autónomas y forales, eludiendo sus responsabilidades y demostrando una vez más que "bajo el capitalismo y el autonomismo no es posible la soberanía y la independencia de los pueblos, indefensos ante las reformas impuestas desde la UE y el gran capital". "Con la excusa de una crisis, creada por los mismos que están gestionando el poder, están llevándonos a un sistema esclavista" , señalan.

 

Denuncian además la oleada centralista

Los sindicatos estudiantiles soberanistas han denunciado además la "centralización" de los programas educativos y la persecución de las lenguas y culturas de los pueblos con la reducción de su financiación. "Nos dejan sin amparo político, dando pasos hacia un Estado centralista en manos de la dictadura de los mercados", han indicado.

Según los estudiantes, Madrid ha utilizado la crisis para "disminuir los derechos sociales, políticos, lingüísticos y culturales" de las naciones sin Estado. Una actitud que se demuestra con las políticas que "no buscan fomentar las diferentes lenguas y culturas, sin condenarlas a desaparecer".

Un paso más en la degradación de la calidad educativa

Los estudiantes han denunciado la "degradación" de la calidad educativa, que se traduce en un incremento del ratio de alumnos por aula o el incremento de horas lectivas para los docentes. "Nos tacharon de locos cuando criticamos el proceso de Bologna, así como la privatización y la mercantilización que conlleva. Ahora es cuando los rectores se echan las manos a la cabeza", han recordado.

Frente a esta situación, los estudiantes han defendido la soberanía como alternativa a las reformas. "Esa soberanía nos hace ser sujetos en todos los procesos, y no simples objetos de compra y venta, condenados a ser espectadores de los acontecimientos". Además, han apostado por poner en práctica dinámicas de insumisión "frente a las políticas españolas de imposición".

"La única alternativa es una escuela pública, laica, popular, antipatriarcal, digna y que cumpla con las necesidades lingüísticas y culturales de cada nación", han afirmado. Por este motivo, han llamado a movilizarse el próximo 11 de octubre.