Patrimoniu lingüísticu: enos museos, tampocu

Jisús S. Redacción.
| 10.06.2011

CarrejuUn muséu no es lugar pa una lengua viva que tindría d'estar enas callejas, las tabernas y los meyos de comunicación. Pero cuandu está tan arrinconáa cumo en Cantabria, esi debería ser unu de los lugaris onde juéramos p'alcontrala.

Sin embargu, sigui sorprendiendo la ausencia d´esti patrimoniu en museos y centros d´interpretación de Cantabria, inclusive pa quines discurren que estamos ante una lengua que ya morrió. Un trebaju que nu escomenzarin no solu pola tirria que li tien muchos al cántabru sino tamién por inorancia. Porque onqui juerin dellos los ententos por metelu, los responsablis arrabearin al no ser pa jacelu. Dos son las principales descusas pa dejalu pa prau. La primer es la variedá del cántabru: llamatos diferentis en cáa valli u pueblu que no jaz cincillu dar col términu “correutu”. El temor a cualquier tipu d'homogeneización u normalización, buscando las palabras más destendías y acaldando la diversidá del restu, evita dir p´alantre. La sigunda descusa es alcontrar alguien curiosu pa discurrilu ya que ensin una organización juerti pa risponder y dar autoridá a los trabajos no se atreven a escomenzala por miedu a las críticas. Dos problemas que ajondan ena necesidá d´acaldar esti patrimoniu y entarajilar grupos de referencia con tiez.

Muséu d'enografía de Muriedas. Levantáu pa caltené-la hijuela de triques, estrumentos y ojetos de la vida cotidiana que desistían antañu en Cantabria, nu es pa jacé un lugar a los llamatos que esos mesmos ojetos tinían y que es parte consustancial de los mesmos.

Centros sobri la naturaleza. El más cirníu es el Muséu de la naturaleza de Carreju que reformarin jaz pocu. Situáu nuna Cantabria que tuvía caltién el su habla vivu, el museu es un ejemplu de desconesión cona rialidá. Ringleras d'animalis disecáos colos sus llamatos en latín y castellanu pero ensin referencia denguna a la su versión local. Siendo los animales una jaza temática que arresistió bien a la moernidá, nu es difícil alcontrase tradujendo pa ver onde dar.