"El panorama es desolador, nuestros jóvenes acaban la Educación Secundaria sin conocer nada del patrimonio de Cantabria"

Daniel L. Redacción
| 23.04.2013

aulas_vaciasEl Observatorio de Patrimonio de la Universidad de Cantabria ha presentado su primer informe en una rueda de prensa el pasado 17 de abril. En él, advierte de la ausencia de contenidos relacionados con el patrimonio cántabro en los planes educativos de la enseñanza Secundaria y el Bachillerato, y de que el futuro para el patrimonio autóctono es malo "si no formamos y sensibilizamos a los jóvenes", porque "cuando algo no se conoce, no hay sensibilidad y no se valora".

El informe propone introducir el patrimonio cántabro en la programación académica

Según señala este organismo, dependiente del Aula de Patrimonio de la UC, los alumnos llegan a titularse desconociendo el patrimonio cultural de Cantabria ya que éste no está incluido dentro de los planes de estudios de la Comunidad. Con la presentación de este informe, en palabras del director de Aula de Patrimonio de la UC José Luís Pérez, se pretende “dar una voz de alarma” ante esta preocupante situación.

En este sentido afirman que "cuando algo no se conoce no hay sensibilidad y no se valora" por lo que auguran un mal futuro al patrimonio material e inmaterial de Cantabria. Así, según constata el informe, los planes docentes no contemplan horas dedicadas al patrimonio cultural y se carece de optativas, los alumnos tienden a asociar patrimonio cultural con el concepto de propiedad privada, y el profesorado acusa "falta de motivación y de información".

Señala además el citado documento que las administraciones educativas no ofrecen soluciones para paliar esta situación; que no existen programas complementarios a la enseñanza reglada; que la nueva legislación educativa "agrava" la situación; y que los políticos "van por detrás de la realidad". En el informe también se pone de relieve la falta de coordinación entre los centros educativos y los museos a los que acuden los alumnos en visitas guiadas, en los que se trata "como turistas" a los alumnos cobrándoles entrada a pesar de que ambos organismos dependen del Gobierno de Cantabria.

Para la elaboración del informe en esta ocasión se contó con la participación de docentes de secundaria y universidad, directores de museo, investigadores y personas vinculadas a la administración. Para futuros informes se contará con expertos y personas vinculadas a los aspectos del patrimonio cántabro.

 Dentro de una serie de medidas, proponen introducir modificaciones en los planes educativos de la Comunidad Autónoma para que el conocimiento y estudio del patrimonio cultural cántabro forme parte de las programaciones de la ESO y Bachiller. También plantean que se permita a los docentes contar con mayor libertad para introducir contenidos de patrimonio cántabro en sus asignaturas, así como fomentar entre los alumnos la investigación y la sensibilización

La Universidad no está mucho mejor

Aunque el informe del Aula de Patrimonio de la UC se centra en la Educación Secundaria, lo cierto es que la enseñanza universitaria en Cantabria (grado, máster y doctorado) también carece de contenidos que acerquen al alumno al patrimonio cántabro. Este hecho se agravó el curso pasado con la aprobación del Decreto de Nuevas Enseñanzas y la implantación del Plan Bolonia, que han sido utilizados por la Universidad para eliminar de su oferta educativa las asignaturas que tenían relación con la Historia de Cantabria.

El patrimonio inmaterial, el gran olvidado

Según señalan los portavoces del Observatorio de Patrimonio, la falta de conocimientos del profesorado con respecto al patrimonio etnográfico y el patrimonio inmaterial resulta aún más preocupante.

En este sentido, hay que recordar que los planes educativos no hacen siquiera referencia al patrimonio lingüístico cántabro, la modalidad lingüística no-castellana más desprotegida del Estado, después de que en 2009 la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria rechazara la propuesta de la Plataforma Esclave de declarar este patrimonio inmaterial como Bien de Interés Cultural (BIC) y de que la UNESCO advirtiera de su situación de "grave peligro de desaparición": "en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, se están empleando libros de texto en Cantabria donde se explican -de forma muy somera- el gallego-portugués, el vasco, el catalán-valenciano-balear, el aragonés, el asturiano, el andaluz, el canario, el extremeño, el murciano... pero ni rastro de nuestro patrimonio lingüístico autóctono", señalan desde la Asociación Cultural L'Argayu.

Territorio: