Las movilizaciones paralizan la LOMCE de Wert

Diegu S.G. Redacción.
| 10.05.2013

manifestacionLa jornada de huelga convocada por toda la comunidad educativa (sindicatos de trabajadores, de estudiantes y asociaciones de madres y padres) contra la LOMCE y los recortes en Educación, ha resultado en la ya tradicional disputa de cifras. Las instituciones cifraban en un 65% de alumnos y un 43% de profesores el seguimiento de la huelga, sin descontar en las cifras los servicios mínimos y las bajas, y en 2.500 los manifestantes. Los sindicatos han asegurado que el 75% de los profesores y el 90-95% de los alumnos (cifra esta última confirmada por la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos) no acudieron a clase y que más de 10.000 cántabros se sumaron a la manifestación, pese a la lluvia.

El hecho es que el seguimiento de la huelga ha sido alto hasta el punto de que la actividad en los centros públicos de Cantabria ha quedado prácticamente paralizada, y que la manifestación ha sido masiva pese a la lluvia, que nuevamente ha hecho acto de presencia de forma ininterrumpida.

Contestando el discurso fatalista de que la movilización "no sirve de nada", el Gobierno español ha aplazado la aprobación de la LOMCE que tenía prevista para hoy, a la espera de "cerrar detalles de la memoria económica". Los sindicatos y movimientos sociales han demandado la retirada de la ley, así como la destitución del consejero Miguel Ángel Serna en Cantabria.

Piquetes y una concentración por la mañana

La huelga general en educación convocada por primera vez de forma conjunta por profesores, padres y alumnos ha paralizado casi por completo la actividad escolar en los centros públicos cántabros. Los convocantes han asegurado que la jornada se ha desarrollado "con total normalidad y sin ningún tipo de incidentes".

Por comarcas, STEC, CCOO y UGT han señalado que la convocatoria ha tenido "especial relevancia" en los centros públicos de la Bahía de Santander y en Asón-Agüera, pero el seguimiento también ha sido masivo en Besaya y Campoo.

En cuanto a las etapas educativas, han subrayado que la huelga ha sido secundada por el 80% del profesorado de Infantil y Primaria y por el 75 en Secundaria. En la Universidad de Cantabria, con un seguimiento del 27% entre el personal, las aulas estaban mayoritariamente vacías, y los piquetes informativos también se han dedicado a paralizar sendos exámenes en Derecho y Geografía que se habían impuesto para la jornada de hoy. Entre los profesores de la Educación concertada el apoyo "no ha superado el 15%".

Desde el sindicato STEC han asegurado que la huelga ha sido un "éxito total", con una "amplia" participación del profesorado y la "casi nula presencia de alumnos en las aulas". En opinión de su portavoz, Bonifacio Abad, "esto demuestra que la comunidad rechaza la política educativa del ministro Wert y del consejero Serna".

En consonancia con su táctica de tratar las protestas sociales de forma partidista, Ignacio Diego ha acusado a "la izquierda" de "deslegitimar cualquier iniciativa del PP". Por su parte, Serna ha interpretado un descenso en el seguimiento de la huelga "por el apoyo de PRC y PSOE".

Entre las 12 y la 1 alrededor de 300 personas se han sobrepuesto a la lluvia, concentrándose frente a la Consejería de Educación como antesala de la manifestación prevista para la tarde.

Una riada de gente ha hecho frente a la lluvia y, sobre todo, a la LOMCE y los recortes

Alrededor de 8.000 personas, pese a la incesante lluvia, han recorrido las calles céntricas de Santander para exigir la retirada de la LOMCE y defender la Educación pública de los recortes del Gobierno. La marcha ha partido pasadas las seis y cuarto de la Consejería de Educación, para concluir en torno a las siete y media en los Jardines de Pereda, donde la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública ha leído un manifiesto.

Además de los sindicatos STEC, CCOO y UGT, había multitud de pancartas de diversos centros educativos de toda la Comunidad, un animoso bloque con Cantabria No Se Vende y las organizaciones estudiantiles EDUP y juvenil Regüelta, e incluso solidarios ferroviarios o de SNIACE dando ejemplo de conciencia colectiva. “Obreros y estudiantes, unidos y adelante”, “Nada nada nada, ni un euro a la privada” y “La Educación no se vende, Cantabria se defiende” han sido tres de los cánticos más coreados por los manifestantes.

Según los convocantes, con la huelga y la manifestación última ha quedado patente que el Gobierno se ha quedado “solo”, al igual que con la aprobación de la Lomce, ya que la comunidad educativa ha “dado la espalda” al Gobierno, y tampoco la han apoyado el resto de partidos políticos. Por ello, la Plataforma ha pedido al ministro de Educación, José Ignacio Wert, al presidente autonómico, Ignacio Diego, y al consejero Serna, que “tomen nota”.

Bonifacio Abad (STEC) ha ido más allá señalando que “este es un paro contra la ley más regresiva de la historia creada por el sector más reaccionario del Partido Popular”. Por último, ha pedido al presidente de la Comunidad Autónoma, Ignacio Diego, “que cese a este individuo (en referencia a Serna) ya” y que “no espere a mañana para hacerlo”.

El Gobierno español aplaza la aprobación de la LOMCE

Contestando el discurso fatalista de que la movilización "no sirve de nada", el Gobierno español ha aplazado la aprobación de la LOMCE que tenía prevista para hoy, a la espera de "cerrar detalles de la memoria económica".

En una nota de prensa, el movimiento Cantabria No Se Vende ha celebrado que “las masivas movilizaciones y la jornada de huelga mayoritariamente secundada hayan hecho replanteárselo al Gobierno”, esperando que el aplazamiento “forzado” hoy de la aprobación de la LOMCE acabe en “una retirada de la ley”. En caso contrario, “los gobernantes mostrarían una absoluta falta de respeto a la voluntad popular, a la que se deberían en un Estado democrático”, han concluído.

Desalojo popular de la ultraderechista ‘Asociación Cultural Alfonso I’

Quince minutos ha durado tomando parte en la manifestación la decena de miembros que portaba la pancarta de la Asociación “Cultural” Alfonso I, antes de verse obligados a abandonarla ante la presión de los propios manifestantes al grito de “Cantabria obrera, fascistas fuera”. Según declaraciones de uno de los estudiantes antifascistas “aquí cabemos todas y todos, menos aquellos como Wert, Serna o los fascistas, que discriminan por motivo de sexo, etnia, etc”.

Este colectivo, heredero de la Falange montañesa y el partido político ultraderechista Frente Nacional, ya intentó fagocitar la manifestación del pasado 9 de marzo. Tras ser expulsados, estuvieron provocando durante la lectura del manifiesto tocando el claxon desde un coche donde enarbolaban una bandera española. Su presidente, Sinforiano Bezanilla publicó una carta en el diario Alerta en la que justifica los recortes en Educación: "Los recortes [...] son inevitables [...] Como es lógico, la Educación no se puede librar de esos recortes pero es ésta una faceta donde hay que intentar minimizar los daños [...]".

Las organizaciones convocantes, por su parte, han denunciado la pasividad e inacción de la Policía española, que ha desoído su voluntad de que este “grupúsculo” de provocadores abandonara la convocatoria.

sta_claraOcupación simbólica del Santa Clara

Tras la manifestación, un centenar de personas se ha dirigido al IES Santa Clara, donde han coreado lemas en defensa de la Educación pública, para finalmente acudir a “escrachear” al despacho de Silvino Corada, director del Instituto que llamó a la policía criminalizando la acción de padres, madres, profesores y alumnos y provocando el único desalojo que se produjo entre los 2.800 encierros que hubo en todo el Estado.

Un grupo de jóvenes, además, ha pintado la cristalera que aún representa el escudo franquista en las escaleras del centro.

El 12M, asamblea sobre Educación en La Porticada

Con el lema “12M-15M. Volvemos a las plazas”, el domingo la Plaza Porticada volverá a ser punto de encuentro social, y la Educación será uno de los ejes temáticos de las asambleas temáticas previstas, además del Fracking, la Sanidad, la Deuda Pública, etc.

 

[Imagen extraída de Pulso]