CNSV insta a cerrar el curso saliendo a defender la enseñanza pública

Redacción.
| 26.06.2013

El movimiento de movimientos 'Cantabria No Se Vende' anima a la sociedad en general y a la comunidad educativa en particular a participar en la manifestación unitaria que recorrerá este jueves, 27 de junio, el centro de Santander, para despedir el curso 2012/2013 reivindicando una enseñanza pública y de calidad. La manifestación partirá a las 19.00 horas de la Consejería de Educación y finalizará en los Jardines de Pereda.

La marcha, convocada por la 'Plataforma en Defensa de la Educación Pública' y bajo el lema ‘Orgullosos de la Educación Pública’, partirá a las 19.00 horas de la Consejería de Educación (Edificio Ministerios) y finalizará en los Jardines de Pereda después de que la marea verde recorra las principales calles del centro.

CNSV destaca que la de este jueves en Santander es una nueva oportunidad de trasladarles tanto al ministro de Educación, José Ignacio Wert, como al consejero de Educación, Miguel Ángel Serna, que la comunidad educativa y la sociedad cántabras están orgullosas del concepto de Educación Pública "de todos y para todas las personas", y firmemente dispuestas a seguir defendiéndola, ahora y en el futuro, de los ataques a los que está siendo sometida por parte de los Gobiernos central y autonómico.

Cantabria No Se Vende cuenta con tres colectivos que trabajan en el ámbito de la educación: el sindicato STEC, mayoritario en el ámbito de los trabajadores de la enseñanza pública; la asociación estudiantil EDUP (Estudiantes en Defensa de la Universidad Pública), y la asociación juvenil Regüelta, que tiene en la educación uno de sus principales ejes de trabajo. Dos de estos tres colectivos (STEC y EDUP) forman parte de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, convocante de la marcha unitaria de este jueves.

El movimiento de movimientos recuerda a la sociedad cántabra que el final del curso no puede ni debe suponer el final de las movilizaciones por la enseñanza pública, pues tampoco supone el final de los "drásticos" recortes que ésta está sufriendo.