ADIC recuperará el espíritu reivindicativo del Día Infantil de Cantabria ante la falta de apoyo institucional

Marcos M. R. Redacción
| 17.05.2013

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) remitió un comunicado en el que denuncia  “el nulo apoyo que está recibiendo cualquier iniciativa cultural con identidad cántabra y defensa de lo tradicional por parte del Gobierno Autonómico”.

A su juicio, el Día Infantil de Cantabria está sufriendo un "atropello indignante” por parte del Gobierno de Cantabria que pretende su “olvido social” mediante el rechazo a la celebración del mismo a través de la Consejería de Cultura. Atropello que se plasma en la disminución del presupuesto destinado al Día Infantil en un 80%.

En opinión de ADIC, el Día Infantil de Cantabria supone por sí mismo desde 1978, “una de las escasas demostraciones de la riqueza cultural y de las tradiciones cántabras, que con un marcado carácter pedagógico ha acogido, a lo largo de su dilatada trayectoria todos los aspectos de la cultura tradicional cántabra, volcándose principalmente al público infantil y juvenil".

La asociación cantabrista exige que se le tenga el “debido respeto” a este  evento, que usando una metodología didáctica ha pretendido que los niños cántabros conocieran la literatura, folclore, oficios artesanales, mitos, historia, juegos y deportes tradicionales de nuestra tierra.

Para ADIC es “indignante” observar el ninguneo al que se somete a toda acción relacionada con el conocimiento de las raíces y costumbres del pueblo cántabro, a la vez que se puede comprobar  como no aparecen dotaciones ligadas a la conservación del patrimonio inmaterial de Cantabria en ninguna de las recientes convocatorias a subvenciones públicas.

Afirman que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, con el Director General de Cultura, el Sr. Joaquín Solanas al frente, pone como excusa el actual trasfondo económico para “recortar de forma parcial partidas presupuestarias que no son de su agrado, poniendo en serias dificultades lo que debería ser su principal preocupación, el patrimonio cultural cántabro, aquel que define y determina nuestra propia existencia como pueblo. 

ADIC quiere dejar claro que, para ellos “a situación marginal y agónica del patrimonio cultural cántabro no es nada nuevo”. Tildan de “peor ejemplo de todo el Estado” a la actitud de los diferentes gobiernos cántabros, desde 1981 hasta hoy, en cuanto a la conservación, estudio, difusión, enseñanza y dignificación de la cultura autóctona de Cantabria. Y, a su juicio, esto genera “unos grados de desarraigo hacia nuestra propia cultura difíciles de soportar por cualquier sociedad minimamente consistente”.

Para finalizar, señalan que por estos motivos ADIC regresa “al espíritu reivindicativo que la que la originó en 1976” y que tiene la voluntad de convertir la próxima edición del Día Infantil de Cantabria “en un acto de denuncia contra la falta de apoyo a las tradiciones autóctonas por parte de la Consejería de Cultura, solicitando la movilización de todos los colectivos sociales y culturales de Cantabria”.