ADIC denuncia la dejadez para remediar el lamentable estado de la Estela de Barros

Marcos M.R. Redacción
| 18.01.2013

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha demandado a la Consejería de Cultura, al Obispado y al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna que "dejen sus diferencias a un lado y que acerquen posturas con el fin de lograr una solución al problema de abandono y dejadez en que se encuentra actualmente La Estelas de Barros, símbolo de Cantabria".

 

ADIC, junto con la Asociación de la Rueda en Barros, vuelve a exponer su preocupación por la “situación de abandono, respecto a su conservación, en que se encuentra la Estela discoidea de Barros dentro del llamado Parque de las Estelas, en la localidad de Barros, en el municipio de Los Corrales de Buelna".

Denuncian que no han percibido “avance alguno” después de más de dos meses desde que empezaron a denunciar la “alarmante situación”. Y avisan de que “continuarán denunciado la situación hasta que se resuelva".

Por otro lado, “entienden perfectamente que ante la situación de crisis económica que vive Cantabria, existen situaciones y realidades aún más alarmantes porqué preocuparse".

Esta estela discoidea fue declarada Bien de Interés Cultural en 1985, y forma parte del Escudo Oficial de Cantabria. Para la asociación cantabrista “es patrimonio de todos los cántabros y uno de los monumentos más importante de la arqueología nacional, que cuenta con una antigüedad de más de 2.000 años y es el testimonio más importante de los pueblos cántabros de la Edad del Hierro.” Por lo que, según su criterio,  “se debe tener en cuenta la importancia absoluta que tiene para la identidad colectiva de Cantabria".

Una historia de abandono patrimonial

A lo largo del año 2011 las estelas sufrieron una serie de actos vandálicos que propiciaron la decisión del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna de cerrar el Parque de Las Estelas por falta de seguridad para poder preservarlas.

En el año 2012, el parque se volvió a abrir, al público, con la vigilancia de los vecinos. Esto duró hasta que se produjo la revisión catastral en el municipio de Los Corrales de Buelna. En la inspección de las parcelas surgió una duda respecto a la inscripción de los terrenos en donde se encuentra el parque, y el Obispado de Sanander reclamó la titularidad de estos terrenos.

Después de varias reuniones ineficaces, el Ayuntamiento decidió avenirse a las peticiones de la Iglesia, "dada la dificultad de llegar a un acuerdo y que lo importante era dignificar el parque y abrirlo al público", en palabras de la alcaldesa, Mercedes Toribio Ruiz. Actualmente, no hay entendimiento entre las tres instituciones responsables de rehabilitar el parque para poder abrirlo al público en condiciones dignas y seguras. La Consejería de Cultura avanzó al Ayuntamiento que espera la llegada del informe del Obispado para ejecutar las medidas de protección y mejora requeridas por el Consistorio.

Según ADIC,  el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna ha dejado de ejercer “ningún tipo de cometido” sobre el Parque de las Estelas desde abril de 2012, originando un estado actual de “abandono absoluto” en dicho parque.

Por último, muestran su incomprensión sobre la “dejadez” por parte del obispado en el cuidado de lo que es “patrimonio histórico-artístico de todos los cántabros” y explican que desde su organización, “se ha realizado vía registro la solicitud en la que instamos a la Consejería de Cultura, al Ayuntamiento de los Corrales de Buelna y al Obispado de Sanander para que tomen cartas en el asunto de una situación que lleva ya demasiado tiempo para vergüenza de todos los cántabros, para nuestros símbolos y para nuestra identidad, solucionando esta situación de una vez por todas y lograr una conservación digna y segura de la Estela de Barros: símbolo de Cantabria.”

Territorio: